domingo, 6 de julio de 2008

SUEÑOS Y TEMORES

Son tus ojos la noche, por oscuros,
y el brillo que despiden son estrellas
que a la amenaza de nubes pasajeras,
queda apagada la clara luz de ellas.

Temes y sueñas aquello que presientes.
Ríe y llora tu alma atolondrada,
Buscando, a veces, los limites del riesgo
y en cambio otras la soledad callada.

Contigo llevas la fuerza de las aguas
que, río abajo, arrastra la corriente.
Y con anhelos de alondra enjaulada,
ansiosa sueñas hacerte independiente.

Perdóname el consejo impertinente,
que tus ensueños de quince años mata;
el que ahogo en mi garganta, por no herirte,
o el que directo del alma se me escapa.

Y es que la vida me obliga, sin quererlo,
a convertirme en freno de tu prisa,
presintiendo, que a veces me contemplas,
como implacable verdugo de tu risa.

No pretendo luchar contra el misterio
que suponga, del rumbo de tu vida.
Ni detener la fuerza de los vientos.
Ni que vuelvan las aguas río arriba.

No persigo ser dueña de tu “yo”.
Ni detener las aves en su vuelo.
Tampoco ahogar tu risa, cuando ríes
ni, mucho menos, negarte mi consuelo.

No quiero ser, quién marque tu destino;
y, aunque lo quiera, tampoco yo lo puedo.
Pero te pido que entiendas mi inquietud
y comprendas mis dudas y mis miedos.

Ante tu vida que, llena de ilusiones,
sale al encuentro de un mundo amenazado,
por la lujuria de triunfos y pasiones,
o la codicia de un mundo incontrolado.

Cuándo te enfrentes al reto de ese mundo,
con las riendas de la vida en tus manos,
descubrirás despacio, por ti misma,
lo grande y lo ruin de los humanos.

Y en el sendero de luz, que tú persigues;
que en su busca segura tú caminas.
No olvides nunca que junto con las rosas,
en los rosales, también crecen las espinas.

8 comentarios:

José Teodoro Pérez Gómez dijo...

Este poema tiene toda la traza de estar dedicado a una hija, una hermana menor, una adolescente temprana...
Si me las aceptas, te mando unas estrofas de mi poema "Canto a la Mujer". Son estas:


Canto a las novias cariñosas e ilusionadas
porque en nuestras relaciones son tan delicadas,
que tienen nuestras esperanzas depositadas
y de ellas tenemos las promesas más preciadas.

Canto a las esposas, las queridas compañeras
por sus actos valerosos, sus vistas certeras,
por sus cualidades permanentes, verdaderas,
opuestas a las nuestras, etéreas, ligeras…

Canto a las hijas, niñas grandes de nuestros ojos,
debilidades precisas de nuestros antojos
a las que mimamos descarados, sin sonrojos
para quienes nuestros pechos no guardan enojos,.

Que pases un buen verano

desde Lebrija para el mundo dijo...

Sí, ya sabes, a esa edad entran una prisas locas y los padres siempre están obligados a frenar, con el riesgo de ser mal entendidos.
De tu "canto a la mujer", ¡gracias desde mi condición como tal!
La verdadad que la reivindicación de igualdad nunca nos tendría que llevar a ignorar las diferencias, que tampoco se tienen que ver como mejores; simplemente diferentes.
También yo os deseo un buen verano. Nosotros lo pasaremos ocupados (y disfrutando) con la presencia de un niño saharaui que hemos acogido estos dos meses: Ocho añito, sin conocimiento del castellano y realmente encantador en todos los aspecpos.
Cordiales saludos de Antonia

Conchi dijo...

Antonia, creo que este es uno de tus mejores poemas. Todos me gustan, pero este está muy bien escrito en la forma y en el contenido. Expresas siempre tanto. Con tu permiso lo voy a copiar y se lo voy a enviar en un correo a mi hija.
Espero que estéis pasando un feliz verano. Sé que el niño que os acompaña os dará muchas alegrías.
Un fuerte abrazo.
Conchi

el aguaó dijo...

Precioso texto querida Antonia. Una de las formas más bonitas de hacer llegar un mensaje. Una vez más, tengo que felicitarte.

Un fuerte beso.

desde Lebrija para el mundo dijo...

Si, es un niño encantador y nos alegra el tenerle. Pero, eso si,
me priva hasta de mi persona. Es una pura lapa. Gracias por vuestras visitas a pesar de la calor y la época festiva.
Un abrazo de Antonia

Anónimo dijo...

HOLA,SOY INMA DEL TAI CHI YA VEZ QUE NO DEJO DE LEER TUS POEMAS SIEMPRE ESTOY MIRANDO TU BLOG PARA VER SI HAY ALGO NUEVO CADA VEZ LO HACES MEJOR ESTE ES MUY BUENO HABER SI TE PASAS POR LA CASA DE LA CULTURA Y NOS TRAE AL NIÑO Y HECHA UN RATITO CON NOSOTRAS ESTAMOS LOS MARTES Y LOS JUEVES A LA 8 DE LA TARDE UN SALUDO DE INMA.

José Teodoro Pérez Gómez dijo...

Ahí llevas un piropo por tu dedicación a los demás.

MANOS SOLIDARIAS

Pongo al Sol por testigo
de la grandeza del mundo
porque conoce los espacios
y los abismos profundos;
esta mañana ha venido
con una tristeza extraña
porque vio cómo los humanos
con cuánta saña se tratan
despreciando la ilusión
y perdiendo la esperanza;
lo vio el Sol haciendo su singladura
por la galaxia nublada.
Tanta belleza cercana,
tanta maravilla bella,
cuánta tarea inacabada
está aguardando , a la espera
a quien pueda terminarla,
o, al menos, ponga materia
para poder continuarla;
quien colabora genera
actitudes generosas
como gente solidaria
que se encuentra deseosa
de abrir sus manos hermanas,
manos colaboradoras,
manos modestas , cercanas,
unas manos humanitarias,
manos de unos brazos
que extendidos se estrechan
en un círculo cerrado
que buenos sentimientos engendran
en quienes se han entregado,
al altruismo como empresa
para ayudar al hermano
que necesitado se encuentra.
Saludos cordiales
JT., Julio/08

desde Lebrija para el mundo dijo...

Gracias Inma, lo intentaré y veras que no miento cuando digo que el niño es un encanto. ahora mismo lo tengo pegado a mí manifestandome con gestos todo su agradecimiento y cariño.
Teodoro, lo mío apena si es nada comparado con otros testimonios; sólo no me dejo ser indiferente ante lo injusto ni ante el dolor humano. De todas formas el reconocimiento a aquellos que aportan su grano de arena, y algunos mucho más de un grano, para que algunos no lleguen a "perder la esperanza". Para todos ellos tu "piropo".
os agradezco vuestros comentarios que son los que "sertifican" vuestras visitas.
Abrazos de Antonia