martes, 24 de junio de 2008

COMUNICADO DE...


...La Comunidad Cristiana Popupar de Lebrija, ante la aprobación
de la "directiva de la verguenza" en la U.E


Con impotencia, rabia y estupor hemos sido testigos de cómo, el día 18 de junio, se aprobaba en la UE una directiva contra los más desamparados de este sistema.

La ley aprobada, contempla la detención y retención (hasta 18 meses) de los “sin papeles” y su posterior expulsión sin que sea necesario auto jurídico alguno.

El que la UE se autoproclame defensora de los Derechos Humanos y los valores democráticos en el mundo, y paralelamente legitime, en su territorio, la retención y expulsión de personas inocentes por el hecho de venir a buscar trabajo en Europa, es de un cinismo escandaloso.

Nos espanta que, esa ley haya sido propuesta o aprobada por los gobiernos de Italia, Grecia, España, Portugal…

Hace apenas dos décadas hombres y mujeres de estos países estaban,- estábamos-, siendo objeto de medidas semejantes y nos escandalizaban. ¿Ya lo hemos olvidado?

Los gobiernos latinoamericanos nos preguntan hoy: ¿Qué habría pasado si América Latina hubiera adoptado esa directiva con los españoles que tuvieron que salir de su país? ¿Se imaginan cuanto sufrimiento habría causado?

Ellos jamás han detenido ni expulsado a ningún europeo, por carecer de documentos, a pesar de que muchas veces se ha ido a humillarles y expoliarles. ¿Cómo podemos ignorar nuestra política de colonización en esos países, nuestra llegada a ellos tras la Guerra Civil, o la reciente emigración a Centro Europa?

No negamos a la U.E. el derecho, e incluso deber, de regular y gestionar los flujos migratorios que lleguen a ella. Un estado no puede ser una especie de corredor en el que no se sepa quién pasa por él, ni cuantos lo habitan. Pero exigimos sensibilidad ante los que sufren, respeto a sus derechos como personas y conciencia de memoria histórica.

No se puede,- al menos no se debiera jamás-, tratar a los trabajadores emigrantes como a delincuentes mafiosos.

No se puede criminalizar a los pobres por buscar trabajo.

No se puede condenar a nadie a esperar, sin esperanza, la autorización para trabajar mientras mal viven o mueren de hambre.

No se puede hablar de Derechos Humanos y negar el derecho al trabajo, sin otra razón que la de haber nacido en otro país.

No se puede hablar de los valores de la familia, ni de políticas de apoyo a la misma, y detener a madres y padres que buscan trabajo para mantener a sus hijos.

En el borrador de la constitución de la UE, se debatió en qué medida la cultura europea estaba impregnada del cristianismo; se podrá debatir su grado de influencias, pero hoy sabemos que su espíritu no ha estado presente a la hora de aprobar esta directiva, porque ella niega aquello de:

No oprimirás ni vejarás al emigrante; ya sabéis lo que es ser emigrante, porque emigrante fuisteis vosotros en el país de Egipto” (Ex. 22,20)
“Cuando un emigrante resida con vosotros en vuestra tierra, no lo maltratéis: (Lv. 19,33)
“Ya no hay judío ni griego, ni siervo ni libre, ni hombre ni mujer, porque todos sois uno en Cristo Jesús” (Ga. 3, 28)

No les convirtamos en chivos expiatorios; ellos no son los responsables de la crisis, sino las victimas. No son delincuentes, sino personas en busca de mejor vida. No nos quitan nada, nos ofrecen su trabajo; atienden a nuestros padres ancianos, a nuestros hijos, a nuestros familiares enfermos… Y, a veces, por sueldos de miseria. La delincuencia y la mafia extranjera son otra cosa, ¡Distingamos unos de otros, de la misma forma que lo hacemos con los nativos!


Labrija, junio del 2008

7 comentarios:

Conchi (Conral) dijo...

Un abrazo, Antonia, y gracias por compartir estos temas de tanta actualidad y que afectan a tod@s.
Ojalá llegase el día en el que no existiesen las fronteras. Ojalá llegase el día que tdo@s fuésemos UNO.
Conchi

José Teodoro Pérez Gómez dijo...

Los Gobiernos de la Comunidad Europea, no fueron previsores en su momento y ahora se ven totalmente desbordados. Están tomando unas medidas poco humanas e impopulares porque en el fondo (y no es una justificación), se sienten impotentes.
En los tiempos que corren, y dado que casi todo gira en torno a la economía, deben llevarse a la práctica políticas de previsión con acuerdos y contrapartidas respecto a los países de origen de los emigrantes, para evitar una "inundación" que nadie podría msoportar.
Como no te he conocido en tus inquietudes y tu formación, ahora que tengo la ocasión de ver cosas tuyas, me sorprendes porque veo que tienes una preparación formidable.
En cambio otros nos hemos dedicado a cantar a las musas y cultivar el espíritu de la sensibilidad en el arte, que se aleja un tanto de la, demasiado frecuente, cruda realidad.
Mi reconocimiento
JT.-

el aguaó dijo...

Querida Antonia, vuelvo de mi periplo opositor y tras mi ausencia he leído y comprobado que no has abandonado tu genialidad.

Este último texto contiene verdades como puños. Los inmigrantes que vienen a trabajar y mejorar su calidad de vida deben ser respetados igual que en un pasado fueron respetados aquellos familiares o amigos nuestros que emigaron a Alemania o Sudamérica.

Un fuerte beso.

desde Lebrija para el mundo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
desde Lebrija para el mundo dijo...

Que lindo sueño ¿verdad Conchi? Yo incluso me conformaría con mucho menos; "simplemente" el derecho de una vida digna para todos.

Teodoro, yo también creo que muchos políticos están desbordados; unos se los buscan ellos, y a otros, les llega de rebote. Entre otras cosas poque hoy no gobierna la política, sino la economía.
La emigración, germen de las desigualdades, es un problema de difícil solución, sólo el desarrollo del país de origen, como ocurrió en España, conseguirá pararla.
La emigración la conozco por experiencia, y sólo un número reducido sale por afanes de aventura. En algún momento he pensado reproducir aquí algunas de nustras experiencia en Alemania durante más de 33 años para que se tome conciencia del paralelismo de las emigraciones; aunque, evidentemente, cada cual tiene su realidad particular.
Mi formación es totalmente autodidacta. Mi aprendisaje ha sido sobre la marcha, jamás he pisado una escuela, al no ser para unos cursos de alemán.
Este tipo de formación suele tener lagunas y, a veces, es unilateral. De todas formas estoy contenta con lo alcanzado.
También es bueno que otros se dediquen a otras cosas, el mundo es mas bonito cuando es de muchos colores; también en intereses.

Aguaó, me alegro verte de nuevo por aquí, ya supe que andabas sin demasiado tiempo. Ya ves, yo con mis cosas: dicen que "genio y figura hasta la sepultura"
Gracias a los tres. ¡Nos seguimos viendo!

Conchi (Conral) dijo...

Te dejo un saludo, Antonia. Espero que estéis bien y no tengáis mucha calor.
Un abrazo.
Conchi

desde Lebrija para el mundo dijo...

Gracias Conchi, la verdad que no nos quejamos del verano. En estos días estoy algo falta de tiempo; hemos acogido a un niño saharaui, ( ocho añitos y encantador, pero sin una palabra de español) y esto lleva una dedicación en tiempo y mente. Hace justamente una semana y ya empieza a
usar muchas palabras en castellano.
Besos

Antonia